Cómo organizar apuntes viejos

Te contábamos hace algunos posts la importancia de tener un espacio de trabajo y estudio ordenado, con un escritorio limpio y despejado de papeles. Pero, ¿qué puedes hacer con apuntes viejos que ya no vas a usar? ¿Es mejor guardarlos o tirarlos? ¿Cómo organizar apuntes viejos?

En el post de hoy te damos unos consejos sobre cómo organizar apuntes viejos. ¡Sigue leyendo!

Importancia de organizar apuntes viejos

La razón de organizar y guardar los apuntes viejos no sólo reside en archivar los apuntes y quitarlos de en medio cuando ya no los necesitas, sino que también tiene algunas razones psicológicas.

Cuando acabas de estudiar una asignatura y los resultados son favorables, es gratificante el hecho de guardar el material y los apuntes en carpetas o cajas. Se trata de cerrar una etapa, un éxito conseguido con esfuerzo y constancia, y guardar y organizar apuntes viejos puede ser todo un ritual.

Te animamos a organizar tus apuntes viejos, mientras recuerdas el valor que han tenido para tí y lo que te han aportado.

Consejos para organizar apuntes viejos

Estos son nuestros consejos para que mantengas a buen recaudo tus apuntes viejos y el material de estudio que ya no vayas a utilizar más.

Carpetas individuales para cada materia

Pueden ser carpetas de anillas, organizadores, clasificadores o carpetas de goma o dossieres individuales. Cualquiera que sea el formato que más te guste, todos tienen sus ventajas y desventajas.

Si eliges carpetas de anillas, podrás utilizar cartulinas o separadores que personalices a tu gusto. Puedes hacer los agujeros necesarios para las carpetas de anillas con un taladro. Además, puedes utilizar también fundas multitaladro para proteger aún más tus hojas.

Si por el contrario decides utilizar organizadores, en el mercado existe una amplia variedad de ellos: verticales, horizontales, de mesa, desplegables, con mucha capacidad o individuales.

Los clasificadores, por su parte, se caracterizan por tener en el interior, como si fuera un acordeón, los distintos apartados para organizar tus apuntes viejos. La mayoría cuentan con la posibilidad de colocar una pequeña etiqueta para nombrar los distintos apartados. Son muy cómodos y pesan muy poco, por lo que podrás transportarlos con facilidad.

Las carpetas de goma y los dossieres tienen la ventaja de ser individuales. Si tus asignaturas son muy extensas, lo mejor es que utilices una carpeta o dossier para cada una de ellas, o incluso, para cada tema. Las puedes encontrar en una amplia variedad de colores y modelos.

Reutiliza materiales

Durante las sesiones de estudio solemos utilizar más materiales a parte de hojas o bolígrafos, como es el caso de clips, pinzas, anillas o incluso fundas y carpetas de entrega. Es interesante que, al terminar una materia, quites todos estos materiales adicionales que pueden volver a utilizarse.

Recicla lo que no vayas a utilizar

No se trata de meter toda la asignatura en una carpeta y olvidarte de todo lo que contiene. Lo ideal es que repases cada tema por separado y eches un vistazo a aquellas hojas que tengan anotaciones, esquemas o borradores y que no pertenezcan al tema en concreto.

Es mejor que esas hojas las clasifiques a parte como material complementario y dejes únicamente las hojas de cada tema, así facilitas la consulta de los apuntes en un futuro.

Si hay hojas y apuntes de los que te puedes deshacer, recuerda reciclar en la papelera correspondiente.

Agrupa temarios y resúmenes

En el caso de que tengas resúmenes de cada tema, es muy importante que los guardes. Los resúmenes son apuntes que te han servido para estudiar y que recordarás con mayor claridad que el tema en concreto. Te servirán en el caso de que necesites consultar información si en algún momento puedes cursar una materia complementaria.

Lo mejor es que guardes cada tema con su correspondiente resumen.

Guarda contenido digital

En la actualidad el contenido digital que generamos en nuestra etapa de estudio es mucho mayor que hace algunos años. En muchas formaciones todo el temario se pasa online a los alumnos, por lo que muchas personas prefieren consultar la información online o incluso estudiar directamente desde el ordenador.

Si es tu caso, lo tienes fácil: clasifica cada materia en carpetas en tu ordenador y borra o elimina aquello que no te sirva. Se trata de tener las carpetas tan limpias como si fueran hojas impresas, por lo que puedes aplicar algunos consejos anteriores.

Utiliza recursos digitales

Si quieres tener tus apuntes digitales a buen recaudo, existen programas en la nube donde guardar tus documentos. Son bastante seguros y liberan espacio de tu ordenador. Pero también puedes guardarlos tanto en el ordenador, como en la nube, es conveniente contar con varias copias para evitar perderlos por completo.

Emplea cajas archivadoras

Otra opción para organizar apuntes viejos sin utilizar archivadores y clasificadores, son las cajas archivadoras.

Te recomendamos que separes los temas o materias con folios DIN A3 a modo carpeta, de esta forma no ocupa tanto espacio como una carpeta, pero mantienes cada tema o materia diferenciados.

En Mr Paper somos unos frikis de la organización y pensamos que es mejor organizar, antes que lamentar. Así que sigue estos consejos para organizar apuntes viejos, si alguna vez necesitas consultarlos, vas a agradecer haberte tomado algún tiempo en organizar tus apuntes viejos.

Producto añadido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar, analizar tu navegación, mostrar publicidad, así como anuncios basados en tus intereses. Si sigues navegando por las web consideramos que aceptas su uso. Más información en nuestra política de cookies.